Libro online






4 de septiembre de 2012

Consultorio médico particular en peligro de extinción

Miguel Ángel Pallares Gómez

Debido a los bajos precios de las consultas médicas en cadenas de farmacias, el consultorio independiente se encuentra en peligro de extinción y el problema podría alcanzar a negocios alternos que dependen de ellos como laboratorios de análisis clínicos y demás servicios diagnósticos complementarios, señalaron especialistas.

En México existen 30 mil farmacias y alrededor de diez mil médicos ofrecen consultas en sus establecimientos, según IMS Health. La consultora estima que el potencial en el mercado permitiría abrir 20 mil consultorios adicionales en las farmacias disponibles.

El precio promedio de la consulta en un consultorio independiente ronda los 120 pesos, mientras que el precio de la consulta en cadenas de farmacias ronda los 30 pesos, es decir, los profesionales independientes cobran cuatro veces más en comparación con su competencia directa.

En el país existen cerca de 140 mil médicos generales y el número de cierres de consultorios independientes no está definido, sin embargo, el panorama para su crecimiento es desalentador en este y los próximos años.

Para Malaquías López Cervantes, jefe de la unidad de proyectos especiales de investigación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la situación en general de los médicos en nuestro país es desfavorable y el problema es peor para los recién egresados que buscan abrir un consultorio particular.

El especialista consideró que en caso no cambiar su modelo de negocio, los consultorios médicos independientes podrían desaparecer, pero si no reducen el precio de las consultas en el corto plazo podría acelerarse su desaparición. Aún así dijo: “veo difícil que se abaraten y que vivan de su trabajo”.

Las consecuencias en el sector también podrían alcanzar a otros mercados, porque “si quiebran los médicos bajará la posibilidad de realizar estudios de laboratorio, rayos X y servicios diagnósticos complementarios. Vale la pena mencionar que el negocio de la salud es bueno y los tiburones van a querer sacarle jugo”, añadió.

Propuso que la Secretaría de Salud (Ssa) desarrolle mecanismos de financiamiento para garantizar la sobrevivencia y expansión de los consultorios tradicionales, ya que son “cientos de médicos que se encuentran a punto de terminar como taxistas o empleados del Dr. Simi”.

Por su parte, Gabriel Montes, vicepresidente de la Asociación Nacional de Médicos Generales y Familiares (ANMGyF), consideró que el consultorio médico particular enfrenta el reto de mantenerse como una opción viable y a la vez ser rentable.

El directivo confirmó que cientos de consultorios independientes ya han cerrado sus puertas al no poder enfrentar los cambios en el mercado, pero aún así los médicos no consideran un cambio en su modelo de negocio o reducción en precios.

Precisó que para el mantenimiento de un consultorio se requieren entre diez a 15 mil pesos mensuales, por lo que serían necesarias más de cien consultas mensuales para alcanzar a cubrir los gastos de un consultorio. “Lo que hemos hecho es no subir las consultas de sede hace seis o siete años”, comentó.

“Cada médico respeta sus tarifas, lo único que se está viendo es que efectivamente los otros consultorios están llenos por la misma situación que atraviesa la familia mexicana, no por otra cosa, pero hay tanto la gente que puede pagar una consulta como los que no”, añadió.

Alberto Cuevas, profesor de administración de hospitales de la Universidad Panamericana (UP), cuestionó la calidad de los médicos en los consultorios de farmacias y la libertad para recetar cualquier tipo de producto, ya que presumió existe una tendencia por recetar el medicamento disponible en la cadena de farmacia.
 

Autos

Autos
Costará 800 dls hacer eficiente un auto nuevo

Consumo

Consumo
Walmart desacelera ventas

Autos

Autos
Nissan pisa acelerador de ventas

Autos

Autos
Industria automotriz frena norma ecológica